Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Feria De Tarifa, Tarifa - 3 septiembre 2016 - 23:07h

El Castillo de Santa Catalina es testigo de cómo Tarifa corona a sus reinas

01

El Castillo de Santa Catalina, más que como decorado, reaparece en la plaza Cinco de Oros de Tarifa como si de un traslado de lugar se tratara. El trabajo desarrollado durante semanas por el cuadro laboral del Ayuntamiento ha dado un resultado grandioso. A lo original de la temática se ha unido lo magnánimo de la estructura, una construcción de casi nueve metros de altura que ha desafiado al viento.

Han comenzado las fiestas patronales en Tarifa y lo han hecho a partir de que el pregonero, Javier García Pereda, pronunciara sus palabras de apertura. Su pregón, un recorrido por la infancia y los parajes del municipio, habló de recuerdos y de personajes memorables. “Como digo, nací en Córdoba, pero realmente me bauticé en las aguas más cristalinas que jamás he visto, las aguas de nuestra querida playa del rinconcillo o playa “chica… bueno, cristalinas y frías, tremendamente frías. Y es que, cuando alguien en la orilla hace la prueba del dedo gordo del pie, sólo tiene dos opciones: o recoge la toalla y se marcha…o se enamora para siempre de este rincón tarifeño. Y desde entonces, no he faltado ningún verano al tradicional baño, con respiración contenida”, y así habló sobre Tarifa, sobre detalles que dejaron su huella en la emoción del que es profesional en Nutrición, destacando por sus incursiones en los programas de la televisión regionalista.

02

García Pereda consiguió captar la atención de los asistentes también citando a auténticos personajes tarifeños. “En aquella época, mis habilidades deportivas eran más bien escasas, por lo que a la altura de la piedra grande que hay al final de la playa empecé a tragar agua, y a causa de los nervios no pude subirme a ella, cuando más angustiado me encontraba y como por arte de magia, unas manos amigas me ayudaron a subir a la roca, y me recibieron con un –pero shiquillo que te va a jogá, quédate aquí parao-”. Esas manos salvadoras eran las de Antonio Castro “Añoñi” y otros amigos como Juan Luis Celaje y Gurrea”. Y García Pereda también nombró hoy a Sebastián Trujillo, guardián del Castillo de Guzmán durante años.

La plaza, completa en sus asientos, no fue el único lugar para disfrutar de la gala oficial porque el paseo colindante se abarrotó de público entusiasta, igualmente.

El pregonero continuó con verbo emocionado y sobre las tablas del Santa Catalina figurado podía contemplarse una estampa colorista gracias a un numerosísimo plantel de jóvenes y niñas (diecinueve en total, muchas más que en pasadas ediciones). De rosa fucsia iban las menores, poniendo contrapunto al blanco de las damas juveniles. La joven Reina 2016, María Antón, optó por un vestido con mucho vuelo, cola, cuello halter y color verde agua en un tejido de brocado. Su corte lució un amplio abanico de diseños originales dentro del citado blanco uniformado. Por cierto que la pequeña Reina 2016, Cynthia Da Silva, iba de blanco con cíngulo en color vivo y pequeñas flores ornamentales.

04

Y, entre las novedades de esta edición, ha estado también la música del profesional Diego Valdivia. Su piano de cola ha acompañado a la corte sobre el escenario en momentos puntuales. Su actuación posterior ha deslumbrado igualmente porque ha demostrado como su partitura casaba con el arte flamenco de dos bailaoras. Los temas escogidos para la ocasión han sido los de “Nueva Andalucía” y “Bahía”. El espectáculo también ha sido visual porque el piano de cola de Valdivia incorpora una iluminación trascendental.

DIEGO-VALDIVIA-PIANISTA

La comisión municipal de Fiestas ha recuperado los cuatro pajes como figuras auxiliares del acto oficial, así como también a los dos niños vestidos de flamenco que entregaron los obsequios a las reinas y sus damas de honor. El corte clásico de esta Coronación 2016 ha estado presente también con el sonido del entrañable pasodoble tarifeño.

ACTUACIÓN-FLAMENCA

El Alcalde de la ciudad, Francisco Ruiz Giráldez, ha sido el encargado de coronar a las dos reinas de las fiestas populares y también este gesto es de nueva incorporación. La comisión lo ha considerado apropiado y ágil para una ceremonia de trascendencia y marcado protocolo. Las primeras filas de asientos han estado ocupadas por autoridades, concejales en el gobierno y también los del resto de la Corporación. El capitán de la Guardia Civil del puesto de Tarifa, José Ponce, ha estado también en la ceremonia institucional.

El delegado municipal de Fiestas, Daniel Rodríguez, y el Teniente de Alcalde Ezequiel Andréu estuvieron desde primeras horas acompañando a los padres y madres en la plaza de Santa María. Era el momento de la recepción antes de que el cortejo partiera para la céntrica plaza Cinco de oros.

05

Todo ha sido estudiado al detalle, desde la iluminación hasta el entorno musical y ambiental. La participación del joven artista y diseñador, Ignacio Blanco Peralta, también ha sido resaltada por la propia comisión municipal de Fiestas.

El protocolo desde el principio de la ceremonia se cumplió con el rigor y orden necesarios. Las damas subieron al escenario con compañía masculina. El concejal de Fiestas subió con la joven Reina 2016, mientras que el Alcalde tarifeño fue quien acompañó a Lola Lara, Reina 2015, para subir al escenario de la coronación de este año.

ALCALDE-Y-PREGONERO

Minutos más tarde, toda la comitiva inauguraba el alumbrado del real de la Feria, así como la caseta municipal, donde se desarrolló la “copa de gala”.

PREGÓN FERIA DE LA VIRGEN DE LA LUZ TARIFA SEPTIEMBRE 2016

Sr Alcalde,Srs. Concejales del Excelentísimo Ayuntamiento de la muy Noble y Leal Ciudad de Tarifa,
Estimadas reinas de la feria de nuestra señora de la Virgen de la Luz
Estimados Tarifeños y Tarifeñas,
Amigos y amigas
Querida familia

Muy buenas y ventosas noches!

La verdad es que el día en que me llamó José María para ser el pregonero de la Feria de Tarifa tuve un vaivén de sensaciones, por un lado sentí una inmensa alegría, porque era una oportunidad única de agradecer públicamente todo lo que esta maravillosa Ciudad ha aportado a mi vida.

Pero claro, por otro lado, me recorrió un sudor frío al sentir la inmensa responsabilidad que eso conlleva, y es que claro, uno está acostumbrado a hablar sobre temas tan profundos como…. “si el plátano engorda a partir de las tres y cuarto de la tarde…” o si “la lechuga de noche retiene líquidos” por lo que este pregón se presentaba como un reto de difícil superación.

Además, tengo que confesarles que al proponerme ser pregonero de la Feria enseguida me vino a la cabeza el lema de esta Noble Ciudad “Stote Fortes in Bello”, “sed fuertes en la guerra”, una frase que resume la valentía del pueblo tarifeño que, cómo muestra, permite que un NUTRICIONISTA haga el pregón de feria, imagínense si me ven en una caseta… “cuidao con el chiclanita”, ….. “recorta el montaditos de roque con jamón”, etc…

Nací hace 37 años en Córdoba, en el mes de Agosto, pero en realidad fue de pura casualidad, puesto que mis padres viajaban de camino a Melilla, en uno de los muchos traslados que tuvieron durante su periplo de vida Militar, y en realidad, tenían pensado parar en Tarifa, por lo que no soy tarifeño por unas pocas horas.

La verdad es que hubiese sido mucho mejor, por eso de que en Agosto en Córdoba no hay este vientecito (si lo hace, mejor) que refresque las noches.

Como digo, nací en Córdoba, pero realmente me bauticé en las aguas más cristalinas que jamás he visto, las aguas de nuestra querida playa del rinconcillo o playa “chica”…. bueno, cristalinas y…… frías…..tremendamente frías. Y es que, cuando alguien en la orilla hace la prueba del “dedo gordo” del pié, sólo tiene dos opciones: o recoge la toalla y se marcha…o se enamora para siempre de este rincón tarifeño. Y desde entonces, no he faltado ningún verano al tradicional baño, con “respiración contenida”.

Un rinconcillo donde, además, tuve una de las experiencias personales más curiosas, les explicaré…. Era verano, hace unos años, estaba preparando una de las competiciones de natación con más renombre que pueden existir a nivel mundial, como es la “travesía de la playa chica” que este año ha celebrado su “vigésima segunda edición”.

Pues bien, en aquella época, mis habilidades deportivas eran más bien escasas, por lo que a la altura de la piedra grande que hay al final de la playa empecé a tragar agua, y a causa de los nervios no pude subirme a ella, cuando más angustiado me encontraba, …. como por arte de magia, unas manos amigas me ayudaron a subir a la roca, y me recibieron con un “PERO SHIQUILLLO QUE TE VA A JOGAR….QUEDATE AQUÍ PARAO” ….esas manos salvadoras eran las de Antonio Castro “Añoñi” y otros amigos como Juan Luis Celaje y Gurrea, que, como desde tiempos inmemoriales, estaban custodiando la famosa losa de piedra de la playa chica, por lo que aprovecho para darles mi más sincero agradecimiento.

Además, a este grupo de hombres valientes, les tengo que agradecer mi primer contacto con la nutrición deportiva, puesto que tras el mal rato pasado, me ofrecieron un vaso con una bebida que, según ellos me ayudaría a quitar el sabor salado, y no…. no era una bebida deportiva rica en sales minerales, era una “cruzcampo helada” que, a día de hoy, no consigo saber cómo podía mantenerse a semejante temperatura.

Precisamente, aquí en Tarifa también comenzó desde temprano mi interés por el mundo de los alimentos, y si hay un alimento que me tiene enamorado hasta los huesos, es el PAN MACHO,….Ay! madre, qué tesoro alimentario más grande!.

En una de mis incursiones matutinas a la caleta, pequeño paraíso terrenal del que hablaré más adelante, descubrí un olorcillo dulzón y muy agradable que venía de las casas que hay en la zona de la montaña y no dudé ni un minuto en subir a descubrir qué se “cocía” allí y, nunca mejor dicho, por que descubrí el HORNO DE PAN ARTESANO DEL “PAJITA”, donde este sabio maestro transformaba la harina molida a piedra en los molinos de agua de Puerto llano, en el pan más sabroso y aromático que jamás haya probado, pan, que además se cocía lentamente en un horno de leña que le daba ese color y ese sabor tan característico.

Desde luego, las tierras que rodean Tarifa no solo proporcionan el trigo necesario para poder elaborar el pan macho. Estas tierras, son la base de muchos productos alimenticios extraordinarios que, seguramente, disfrutaremos en esta feria, no sólo vegetales, sino también procedentes de un animal maravilloso como es el cerdo ibérico, del que no cabe duda haremos un buen uso!

Precisamente, en relación a estas tierras tan fértiles, no puedo pasar por alto la importancia que el transporte a caballo ha tenido en la comunicación entre poblaciones cercanas.

Cuando los caminos estaban desnudos de asfalto y los vehículos de motor eran tan solo una ilusión del futuro, muchos vecinos tarifeños y de la zona, usaban como medio de transporte un animal noble y resistente como es el caballo, de ahí que, después de 102 años, aún tengamos la fortuna de presenciar año tras año la espectacular Cabalgata Agrícola que acompaña de forma elegante y silenciosa a la Santísima Virgen de la Luz desde su Ermita hasta la Iglesia de San Mateo, llenando las calles de Tarifa de una esencia campera que pone la piel de gallina.

Antes le comenté mi afición a ese pequeño rincón soleado que se conoce como “la Caleta”. La razón por la que iba a este pequeño paraíso marino, era porque desde chico me ha apasionado la pesca, pero claro, debido a mis escasas habilidades técnicas, siembre acababa con un puñado de bogas, doncellas y alguna vieja de roca que no tenían valor! Pero…..de nuevo, el destino quiso que me cruzará con otra gran persona: Sebastian Trujillo Martínez, “Chan el del Castillo”, “Chan el guardián” Pero ojo, guardián no solo de la fabulosa fortaleza que nos contempla desde el final de la Alameda, sino también guardián de la inmensa cultura caletera que poco a poco ha ido transmitiendo a diversas generaciones.

A decir verdad, aún tengo grabada la imagen del primer día que fuimos a pescar cuando me dijo, “bueno Javier….antes de ir a por los pescados hay que ir a por los “carajotes” que son una excelente carná….por lo que al rato me ví justo debajo del caño que había en la zona del puerto donde entre restos de…..bueno, mejor no lo cuento…íbamos sacando “carajotes” unos gusanos como “dedos meñiques” que por lo visto son un reclamo perfecto para los borriquetes, pescados muy codiciados que Chan sacaba cuando, al bajar la marea, nadaba hasta las piedras que había al fondo.

Esa afición por la pesca no solo me llevaba a la caleta, sino que también me hacía pasar largas horas en la Punta del Santo, lugar emblemático donde se reunían diversas generaciones de pescadores, veteranos y novatos, que, en un alarde de colaboración nos juntábamos para pescar con un “salabar” casero, grandes bancos de pejerreyes plateados.

Aunque, la característica más importante de este lugar de encuentro de sabiduría y experiencia marinera era que, te sentases donde te sentases, llegabas con el pantalón manchado de sardina y oliendo a guano de la Fábrica de conservas, por lo que mi madre, me prohibía la entrada a casa hasta que no lavara a conciencia los pantalones, o directamente…LOS TIRARA!!

Hoy, por desgracia, el Santo está sólo y ya nadie se apoya en sus pies buscando un lance afortunado, pero aún así, sigue guiando a los marineros que día tras día salen al estrecho a buscarse el jornal.

Precisamente, mi evolución pesquera dio un salto cualitativo y cuantitativo el día en el que mi Tío Miguel me llama ofreciéndome la posibilidad de embarcar en lo que, en lo sucesivo, sería mi particular crucero veraniego, el VORACERO JESÚS. Un barquito de pesca hábilmente gobernado por su capitán DIEGO, al que desde aquí, agradezco todas sus enseñanzas.

Y no crean que el trámite para embarcarme fue largo, que va… bastó una visita rápida “AL GRIFO”. Punto de reunión de pescadores, mariscadores y buenas personas de la mar, que al solecito de su terraza descansan, dialogan, y reponen fuerzas tras las duras jornadas de pesquería.

Me acerqué a Diego y con dos frases todo estuvo hecho! Yo me presenté, le conté media vida y, una vez finalizadas las presentaciones, y tras unos minutos de charla me dijo, de acuerdo!!, mañana a las 5 de la mañana en el muelle….y oye, que es verdad, que a esa hora en el muelle pesquero hay más gente que en la Alameda esta noche!!

Por cierto, en esa primera salida, descubrí otro tesoro gastronómico de esta bella ciudad: un buen café en “EL NATA”, bebida estimulante donde las haya, y en donde un simple “buenos días”, te hace formar parte de la familia que allí se reúne para empezar la jornada.

Cada día que embarcaba en el Jesús, descubría algo nuevo…

Descubrí los tesoros gastronómicos que esconde el fondo del estrecho y que son extraídos con pasión por los artesanos del mar.
Descubrí que, en cada piedra voracera que se lanza al mar, va un trozo de esperanza de las familias marineras, bueno…y que, cuando has cargado 30 piedras, te duele hasta el alma!!

Descubrí que la lucha cuerpo a cuerpo con un atún de más de 200 kilos puede ser eterna, pero al final…. la recompensa merece la pena!.
No todos son recuerdos marineros, creo que una de las imágenes que guardo con más cariño cuando pienso en Tarifa, era la salida de misa a las ocho en la Iglesia de San Mateo.

Donde, una vez concluida la celebración de la misa, íbamos a recoger a una persona muy especial, mi abuela Elena, “DOÑA ELENA”!!.
Créanme, si les digo que el paseo desde la puerta de la Iglesia hasta su casa era una retahíla incesante de besos, saludos y elogios hacia su buen estado de salud y a su elegancia, hechos que mantuvo hasta bien entrados los noventa años! Y…. aunque no lo crean, ella fue una de las personas que más me ha rebatido los conceptos de nutrición, su desayuno de sobaos con café, o sus orzas de chicharrones en manteca, son buen ejemplo de esa herencia alimentaria que siempre guardaré.

La abuela Elena era firme y disciplinada, atributos necesarios para sacar adelante a 6 hijos, pero cariñosa y atenta, atributos necesarios para aguantar a 16 nietos. Rompió moldes al ser la primera concejala mujer en el Ayuntamiento de Tarifa en sus años de juventud, para luego convertirse en Presidenta Honorífica de la Adoración Nocturna de Tarifa.

De ella tengo muchos recuerdos, pero quizás, el que conservo con más nitidez, sea cuando nos avisaba desde la ventana de la cocina para que subiéramos a cenar mientras que mis primos, mis hermanos y yo jugábamos en los columpios junto a la estatua de Guzmán el Bueno, al final de la Alameda…y que todavía están en pleno funcionamiento.

Ya les he comentado, que aquí en Tarifa descubrí muchos tesoros gastronómicos, uno de ellos, ha sido el “roque”, montaito de queso roquefort y jamón que degusté por primera vez en casa de Juan Luis, el Sabio de Tarifa.

Y aunque soy de los que siempre digo que hay que controlar el consumo de dulces, tengo que admitir, que entre los tesoros gastronómicos tarifeños, soy gran defensor y, consumidor, de esas maravillas artesanales que muchos domingos compartíamos en torno a un café, como son las cajillas de almendra, los tocinos de cielo y, mi preferidos, “los tranvías”!! Ay madre……qué les voy a contar de las finas capas de hojaldre que se parten y se mezclan de forma sublime con la suave crema pastelera y el sabor dulce y amargo de chocolate….lo dicho! Un tesoro!

Además, muchas mañanas bien tempranito me gustaba, bueno… y aún hoy me sigue gustando, ir a la plaza de abastos y dar una vuelta por sus puestos de verduras, frutas y pescados de todo tipo de tamaños y formas, voraces, lenguados, rascacios, atún…y un sinfín de maravillas marinas!!

Poco a poco, el tiempo fue pasando, y los veranos en Tarifa se repetían pero con otras perspectivas, el mirador del castillo se convertía en lugar de reunión los fines de semana, cuando el levante nos lo permitía.

Si no, la plaza de las ranitas hacía de centro social de ocio las noches del viernes y sábado, y de centro social de estudio por las mañanas, ya que la biblioteca municipal llegaba a ser en nuestra segunda casa, al tener que estudiar las asignaturas que teníamos para septiembre.

Y les aseguro que de las dos opciones, la nocturna y la diurna, hice un buen uso!

Otra imagen que también guardo en mi mente y que me acompañará de por vida, es la de los rostros de tristeza y desesperanza de los primeros inmigrantes que, con muchísimo valor se echaban a la mar en pequeñas embarcaciones y eran rescatados y traídos a la vieja “PUNTA DEL GASOIL”, donde eran atendidos por manos amigas de Cruz Roja, que les daban mantas y comida caliente.

Gran labor humanitaria de la que esta ciudad ha sido pionera…

El tiempo pasa y todo cambia, mis recuerdos pasados se mezclan con la realidad, hoy Tarifa es una ciudad dinámica, punto de encuentro de miles de personas que buscan el encanto de sus playas, la emoción de sus vientos, el cariño de sus gentes y el sabor de sus platos.
Buena muestra de esta evolución de la Ciudad es la creación de la Asociación Gastronómica de Tarifa que promueve y trabaja por el reconocimiento de la restauración tarifeña, organizando eventos tan reconocidos como la Ruta del Atún, celebrada este pasado Junio, y de la que tuve el privilegio de participar como jurado. De esta grata experiencia saco dos conclusiones.

1ºEn Tarifa existe un nivel culinario merecedor de varias Estrellas Michelín
2º Cuando pruebas más de 50 tapas de atún en un día y medio, uno llega a tener pesadillas con este manjar marino.

La historia se repite, y si hace 37 años, mis padres supieron inculcarme el amor a esta Ciudad, el valor de su tradición y la importancia de su historia, este verano ha comenzado una nueva etapa en la familia, y he tenido el placer de empezar a transmitir todo este legado a mis sobrinos, que ya han conocido la arena infinita de la playa de los lances, han sentido el agua cristalina y gélida del rinconcillo, han perdido un gorro por culpa del levante, y se han atiborrado de pan macho….

Deseo de todo corazón que sepan amar esta tierra donde el Levante y el Poniente se dan la mano, dando lugar a atardeceres que dejan sin respiración.

Pero dejémonos de melancolías, hoy empieza la Feria de nuestra señora de la Luz, hoy Tarifa comienza su semana grande, como profesional de la salud, no podemos olvidar que, disfrutar de los amigos, de la familia, de la gastronomía y en definitiva, VIVIR, es un hecho fundamental para estar sanos.

No lo duden, salgan y regalen sonrisas, bailen, brinden y disfruten de la feria……Yo lo voy a hacer!

Para finalizar, con la cara bien alta griten conmigo…
¡¡Viva la Virgen de la Luz!!
¡¡Viva Tarifa!!
Feliz Feria 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas